ALTERNATIVOS

Transformamos activos tradicionales de bajo rendimiento mediante un proceso constante de aporte de valor. Utilizamos nuevos modelos de explotación que nos permiten aprovechar toda la potencial demanda no cubierta.

prueba

CORPORATE HOUSING Y SERVICED APARTMENTS

Alojamientos en ubicaciones Premium, generalmente orientados a clientes de negocios, de diseño moderno y urbano donde prima la funcionalidad y el uso de tecnología (iot). Los servicios incluidos más habituales son la gestión de suministros, wifi de alta velocidad, seguridad inteligente, limpieza, lavandería y mantenimiento.

Alojamientos con servicios para medias estancias generalmente superiores a 1 mes e inferiores a 12 meses.  El cliente suele ser corporativo y el usuario un directivo, abonando la estancia la empresa.

Alojamientos con servicios para cortas y medias estancias sin diferenciar quién abona la estancia.

COLIVING

Alojamientos temporales y con servicios desarrollados para jóvenes profesionales que se desplazan a las grandes ciudades y buscan alojarse en buenas ubicaciones a un precio razonable. Sus usuarios prefieren pagar por la calidad de su estancia y no tanto por la cantidad de metros, y valoran, sobre todo, la posibilidad de compartir amplios espacios comunes y funcionales, pero dotados de vanguardismo y tecnología.

El coliving es una nueva forma de vivir en la que jóvenes emprendedores y creativos residen en una zona privada del edificio, pero tienen acceso a zonas compartidas en las que conectan con la comunidad. En Simplifika aunamos tecnología, diseño y funcionalidad para diseñar espacios versátiles, aumentando de esta manera los ratios de ocupación.

CONTRATOS MÁS UTILIZADOS

Contrato de arrendamiento entre propietario (Arrendador) y operador (Arrendatario).

Generalmente se trata de un pago fijo mensual (alquiler) al propietario, aunque puede incluir adicionalmente un variable en función del Gross Revenue.

El Operador actúa a modo de Property Manager y se hace cargo de todos los costes del edificio incluyendo suministros, mantenimiento, reparaciones, comisiones OTA, limpieza, lavandería, seguridad, seguros, etc.

El Operador asume todo el riesgo, pero el propietario no se beneficiará de ciclos expansivos cuando no exista variable.

Contrato de servicios con menos riesgo para el Operador, de tal manera que el Operador factura un porcentaje de los Ingresos Brutos en lugar de un pago fijo y recurrente al Propietario.

Este porcentaje suele situarse entre el 15% y el 25%, dependiendo de la cobertura de gastos por parte del Operador.

El operador suele hacer frente sólo a los gastos derivados de la operación más hotelera: personal, servicios, limpieza y lavandería.